lunes, 21 de abril de 2014

FELIPE V EN CAZALLA



TRANSCRIPCIÓN DE LA REFERENCIA HECHA EN EL LIBRO DE BAUTISMO DE LA PARROQUIA DE CAZALLA DE LA SIERRA SOBRE LA ESTANCIA DEL REY FELIPE V


" En trece días del mes de junio de 1730 año, día del señor San Antonio de Padua, a prima noche, entraron en esta villa de Cazalla nuestro rey y señor Don Felipe V y la reina nuestra señora Doña Isabel de Farnesio, que Dios guarde; el príncipe don Fernando y la princesa infanta de Portugal, su mujer, con los señores infantes don Carlos, don Felipe y don Luid: las señoras infantas doña María Teresa y doña Fernanda, con todo su familiar.

Los reyes se aposentaron en las casas de don Pedro Forero de Guzmán, frente a la fuente del Concejo; el príncipe y princesas, en las casa de don Álvaro Valero, en la calleja de don Juan Segura; la infanta doña María Teresa, en las casas de don Pedro forero, en la calle que va de la plaza a San Agustín; la infanta doña Fernanda, en las casa de las Ánimas, calle Parras; el señor cardenal y patriarca Borja, en las casa de don Francisco Martín Miguel tirado, calle Parras. Estas siete casas se desocuparon todas, saliendo a vivir fuera sus dueños; los demás duques con los marqueses en las demás casas principales, quedándose sus dueños en ellas, aunque con gran incomodidad. Permanecieron los reyes y comitiva en esta villa desde el dicho trece de junio hasta el veinte de agosto que salieron a Sevilla, sesenta y ocho días, y en todos ellos, excepto el que entraron y se marcharon, salieron los reyes a cazar a diferentes parajes del término cercanos a esta villa, pues salían al ponerse el sol.

El príncipe y princesa vinieron todas las tardes a la iglesia, hacían oración al Santisímo y después salían al corral de la misma, en donde tenía el príncipe sus escopetas, y se entretenía en matar aviones y la princesa, sentada en su silla y estrado, haciendo cordón y bolitas de seda. Puesto el sol, el príncipe montaba a caballo y salía a la heredad de don Francisco Tello.....a tirar codornices, y la princesa se iba a la fuente del Moro, y allí paseaba por toda la vega" 

 

jueves, 13 de febrero de 2014

VENUS DE BOTTICELI



 LUJURIA ES... VENUS - ¿Sabéis por qué el viernes se llama así? Pues significa "dies Veneris", el día de Venus, la diosa que nació de la espuma de las olas del mar y llegó hasta la orilla sobre una venera (una concha). Es la diosa de la belleza y del amor. ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Pues porque Venus no era exactamente la diosa del amor romántico, sino más bien de la atracción física y sexual.. Pero bueno, a lo que vamos, es decir, a Venus. O a Afrodita, que así la llamaban los griegos. La cosa fue que Cronos castró a Urano con una hoz y tiró sus genitales al mar. Y cosas de los dioses, su esperma fecundó las olas y parece ser que “surgía del miembro inmortal una blanca espuma y en medio de ella nació una doncella“. Y por cierto, nació ya mayor e ”infinitamente deseable“. El caso es que, para que no surgieran disputas entre los dioses a causa de su belleza, hubo que buscarle rápidamente un marido, y eligieron a Vulcano, feo y deforme pero con un mal genio suficiente como para ahuyentar a los posibles amantes.

¿Suficiente? Pues no, menuda era Venus. De primer plato, Marte, dios de la guerra, que se dice pronto. Joven, guapo, bien plantao… nada que ver con su pobre marido, que estaba todo el día dale
 que te pego a la fragua. Menudo triángulo amoroso, ¿eh? El pobre Vulcano sudaba haciendo la armadura del amante de su mujer. Marte sudaba haciendo feliz a la insaciable Venus. Y Venus… también sudaba y se lo pasaba mejor que nadie. Hasta que…

 El Olimpo era un patio de vecinos y todo se sabía antes o después, y claro, cuando Apolo (rechazado por Venus) le fue a Vulcano con el cuento… Menudo cuerpo se le quedaría al pobre, que encima estaba haciendo la armadura de Marte con toda la dedicación del mundo. Pero debió de pensar… “arrieros somos, Marte, y en el camino nos encontraremos“. Y preparó una trampa para que en el momento en que se pusieran a la faena, una red les cayera encima y no pudieran escapar. Imaginaos la escena. Venus diciendo “esto no es lo que parece, Vulcano, hijo, que eres un dramático, de verdad te lo digo“, Marte sin saber dónde meterse, y Vulcano que llama a todos los dioses del Olimpo para que vengan a ver el espectáculo. . Eso sí, ¿creéis que Venus escarmentó con aquello? Pues no, pero es que hay que ponerse en el lugar de la pobre, Vulcano era poco dios para ella, y claro…

Texto seleccionado de gozaARTE.

APRENDE A OBSERVAR UNA ESCULTURA

Artemisa Cazadora de Loecares, discípulo de Praxíteles (Museo del Louvre). Copia romana en mármol del original en bronce.